Mama tuberosa en Pamplona

La mama tuberosa es una anomalía congénita del desarrollo de la mama que se hace visible durante la pubertad. La mama presenta una forma tubular y es característica la falta de desarrollo del polo inferior y medial de la mama así como el aumento del diámetro de la areola y un posicionamiento alto del surco submamario. Existen varios grados y no es infrecuente que se asocie a asimetrías entre ambos pechos. Es frecuente que las pacientes que presentan mamas tuberosas vengan a la consulta solicitando un aumento de mama y es importante explicar estas peculiaridades ya que la cirugía requiere algo más que colocar un implante.

Indicaciones:

Pacientes que presenten una o más de las siguientes características:

  • Falta de desarrollo del polo inferior y/o medial de la mama.
  • Aumento del diámetro de la areola.
  • Herniación de tejido glandular a través de la areola.
  • Surco submamario en una posición alta.

¿Cómo es el proceso?

La cirugía para la corrección de la mama tuberosa se lleva a cabo bajo anestesia general y tiene una duración de entre 2 y 3 horas.

Es muy importante la valoración de cada caso para ofrecer una técnica personalizada que se ajuste a las necesidades de cada paciente. Las cicatrices serán diferentes según las características de cada paciente.

Cuidados postoperatorios

La recuperación es muy similar a la cirugía de aumento de pecho. Los primeros días se puede tener sensación de presión en el pecho. Es necesario llevar un sujetados sin aros tipo deportivo durante, al menos, 4 semanas. Las heridas requieren cuidados sencillos.

Incorporación a la rutina

Al siguiente día de la intervención se puede realizar una vida tranquila, sin grandes esfuerzos y evitando movimientos bruscos con los brazos. Para hacer ejercicio intenso y levantar pesos se recomienda esperar 6 semanas desde la intervención.

Si sigues teniendo dudas, puedes consultar la lista de preguntas frecuentes